CONOCES EL UMAMI?, ES EL SEXTO SABOR!

No comments yet

Los seres humanos reconocemos cinco sabores diferentes: dulce, amargo, salado, ácido o agrio y un sabor más conocido como Umami.

Este sabor que se localiza en la parte central de la lengua se llama Umami, en japonés “Sabor delicioso” y es el sexto sabor que los seres humanos podemos reconocer además del dulce, salado, ácido, agrio y amargo.

Umami es un sabor en sí delicioso, profundo, intenso y largo. Muchos alimentos tienen un sabor umami como el jamón curado, el queso, las anchoas, los tomates deshidratados, el queso curado, la salsa de soja, las setas shiitake, las algas  y algunos pescados como la caballa en conserva. Son sabores intensos, contundentes y en sí, deliciosos.

UMAMI

 

El japonés Kikunae Ikeda fue quien le puso nombre al descubrir en el año 1908 que determinados alimentos tenían un sabor que no podía incluirse en los tradicionalmente conocidos y descubrió que este sabor umami era debido a una sustancia, el glutamato monosódico. Actualmente, este producto se puede adquirir en polvo y es muy utilizado, sobre todo en la cocina asiática.

tomatesLos alimentos con sabor umami además de su propio sabor aportan y potencian el sabor del resto de alimentos con los que interactúan en un mismo plato debido a la cantidad de reacciones químicas que desencadena esta mezcla.

Un buen tomate de campo, el jamón ibérico, el queso curado son ricos en umami y así cualquier plato con una buena base, un buen sofrito o un contundente fumet es garantía de sabor delicioso.

UMAMI SABORES

Los alimentos ricos en glutamato cuando se combinan con otros alimentos hacen que sus respectivos sabores se multipliquen y  esto equilibra el sabor reduciendo el amargo y potenciando el dulce por lo que el resultado final es mucho más armónico.

Si a una ensalada añadimos unas setas y un poco de queso tendrá más sabor por la presencia del sabor umami. Lo mismo si a un caldo de pollo añadimos un chorrito de salsa de soja. O por ejemplo una mezcla tan simple como queso y tomate en las pastas. También si a la salsa de tomate frito añadimos unos filetes de anchoa o unos filetes de caballa en conserva obtenemos una salsa con un sabor mucho más potente y delicioso.

Este sabor umami se desencadena en platos de carne, pescado, legumbres o verduras mejorándolos pero no ocurre lo mismo sin embargo con cereales, productos lácteos, frutas o postres.

ATUN CON SALSA SOJA

Ahora ya podemos disfrutar si cabe aún más de los platos de nuestra mesa y compartir esta experiencia de sabor con los amantes de la cocina y la buena mesa!!

 

 

 


Déjanos aquí tu comentario, gracias